USP llevará a pleno la creación de un ‘IBI social’ para las personas con menos recursos

Unid@s Sí Podemos (USP) llevará una moción al pleno del Ayuntamiento de La Orotava de la próxima semana para que se convoquen ayudas públicas municipales destinadas a sufragar los gastos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) de personas y familias sin recursos.

En ella, planteamos una serie de requisitos, que se recogerían en las bases de la convocatoria, para poder acogerse a esta nueva ayuda, conocida como IBI social. Así, las personas beneficiarias deben ser perceptoras de prestaciones económicas de asistencia social (ya sean de alimentos, agua o cualesquiera otras) y propietarias de una única vivienda que constituya su residencia habitual y cuyo valor catastral sea inferior a 50.000 euros. Asimismo, deberán estar empadronadas en el domicilio del municipio de La Orotava señalado en la citada solicitud de ayuda, que se ha de corresponder con la vivienda objeto del impuesto. Se habrá de contar en cada caso, además, con informe favorable de los servicios sociales municipales.

No es razonable cobrar el IBI, ni otros tributos, a familias que están percibiendo ayudas de carácter social precisamente por no poder afrontar el pago de recursos básicos. Por tanto, la ayuda contempla la subvención del 100% del impuesto para las personas que se encuentren en esta situación. Este IBI social existe ya, regulado de forma similar, en muchas ciudades españolas, como Madrid, Barcelona, Málaga, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife o Los Llanos de Aridane.

Recordamos que en La Orotava se ha aplicado recientemente una revisión del valor catastral de las propiedades, con el consiguiente aumento en la recaudación impositiva para el Ayuntamiento y en la dificultad del pago para muchas personas contribuyentes. A su juicio, es importante no olvidar que muchas familias siguen atravesando situaciones económicas muy complicadas y que no podrán hacer frente a un incremento en sus impuestos. Ante las circunstancias en las que se encuentra el municipio, con 4.644 personas –aproximadamente el 26% de la población activa– demandando un empleo (según datos de agosto de 2017) y un gran número de familias en riesgo de exclusión social, entendemos que desde el Ayuntamiento se debe hacer todo lo posible por aliviar la situación económica de todas esas personas más afectadas por esta situación.

Para USP, este espíritu de ayuda a familias en situaciones difíciles desde el punto de vista económico y humano se debe plasmar también en la presentación de propuestas de bonificación que alivien el esfuerzo económico que  tienen que hacer con el pago de este y otros tributos municipales.