Rechazamos el nuevo presupuesto porque incide en el clientelismo y no aborda los problemas reales de la Villa

Unid@s Sí Podemos (USP) rechaza el proyecto de presupuesto municipal para 2018 presentado por el equipo de gobierno de Coalición Canaria, que se debatirá en el pleno de este martes, porque incide en las políticas clientelistas y no aborda los problemas reales de La Orotava. Se trata de unas cuentas continuistas, complacientes, mal distribuidas y que reflejan una mayor preocupación por la propaganda que por resolver los verdaderos problemas de la ciudadanía.

Estos presupuestos son más de lo mismo, no reflejan iniciativas nuevas e ilusionantes ni incluyen proyectos que puedan sentar las bases de la recuperación económica y del empleo en La Orotava; son la plasmación de que Coalición Canaria no tiene proyecto de futuro para el municipio más allá de mantenerse en el gobierno. Las nuevas cuentas no afrontan la desigualdad social, la situación de pobreza y exclusión que sufren muchas familias villeras, la falta de vivienda, el desempleo juvenil, la afección real de la violencia machista en el municipio, los problemas de las personas mayores en cuanto a movilidad y accesibilidad, las deficiencias en los servicios públicos ni las dificultades por las que pasan tanto el pequeño y mediano comercio como el sector primario.

Uno de los grandes problemas de este presupuesto es su carácter restrictivo, puesto que el gasto público comprometido está muy por debajo de la capacidad real del Ayuntamiento en función de sus ingresos efectivos. Ya el año pasado se dejaron de invertir al menos 6,5 millones de euros que estaban disponibles, a los que hay que sumar otros 11 millones del ejercicio anterior. En este sentido, el propio informe del interventor advierte de que el proyecto de presupuesto para 2018 sólo está nivelado formalmente, y no de manera efectiva, como exige la ley, debido a que no recoge la totalidad de los ingresos previstos. Esto impide que se realicen las inversiones que necesita hoy la ciudadanía orotavense y provoca que grandes cantidades de dinero público acaben inutilizadas en entidades bancarias.

Alternativa

Frente a estos presupuestos continuistas y sin sensibilidad social, en USP planteamos una alternativa basada en la priorización de los servicios sociales y de las políticas de igualdad, en una mayor atención a los barrios, en el impulso del empleo y el desarrollo económico, en la defensa de la gestión pública, en la reducción del coste político del Ayuntamiento y en el fomento de la participación ciudadana. Buena parte de esta alternativa, que refleja un modelo de municipio muy diferente al planteado por Coalición Canaria, se plasma en las catorce enmiendas que hemos presentado al proyecto de presupuestos.

En la primera de esas enmiendas reclamamos la necesaria corrección al alza en la estimación de los ingresos, en función de las previsiones reales, lo que permitiría aumentar considerablemente la inversión para 2018 y financiar muchas de las otras modificaciones propuestas. Entre ellas, el aumento de las partidas de servicios sociales; la duplicación de las partidas de igualdad y la creación de una subvención en materia de LGBTI; una ayuda de 50.000 euros a los consejos escolares para la gestión directa de los comedores de los centros educativos, primando los ecocomedores; la instalación de placas fotovoltaicas en los edificios municipales y la habilitación de puntos de recarga de vehículos eléctricos, también por 50.000 euros; la elaboración de un estudio para la creación de un banco de tierras en zonas rurales (10.000 euros); o la creación de una nueva partida para promoción de vivienda pública y alquiler social, y el aumento en 30.000 euros de la cantidad destinada a rehabilitación de vivienda.

Asimismo, pedimos que se reflejen específicamente en los presupuestos varios de los compromisos adquiridos en el pleno municipal a lo largo de este año a raíz de propuestas de Unid@s Sí Podemos: la adquisición de los terrenos para construir una cancha polideportiva en Los Cuartos-Las Dehesas, el inicio del proceso de compra de los molinos de las Cuatro Esquinas y de Josefina para la creación de un museo del agua, y la creación de una ayuda para sufragar el Impuesto de Bienes Inmuebles a las familias sin recursos (IBI social).

De igual forma, reivindicamos en nuestras enmiendas que una parte de las inversiones se decida por la ciudadanía de manera participativa, en cumplimiento de lo establecido en la Ley de Municipios de Canarias, y que este reparto se realice por barrios; que se remunicipalicen los servicios privatizados cuyo contrato finaliza en 2018; que se evalúe el impacto de género de las cuentas municipales y se aplique lo que se conoce como Presupuestos con Enfoque de Género (PEG); que se firme un nuevo convenio con Titsa para la puesta en marcha de una nueva línea de guagua que conecte los barrios con el centro; y que se aporte, como pide el interventor, la información relativa a las inversiones a realizar según las previsiones del PGO.

USP – ENMIENDAS AL PRESUPUESTO DE 2018

Publicado el 27 noviembre, 2017