NO a un presupuesto que antepone la deuda a la inversión social

Unid@s Sí Podemos (USP) denuncia la mala planificación del presupuesto municipal de 2017 por parte del gobierno municipal de CC, dado que subestima los ingresos y evita que una buena parte de ellos se destine a la prestación de servicios públicos, a la inversión en infraestructuras y a subvenciones y ayudas. La formación municipalista se pregunta si en La Orotava no existen necesidades de gasto público en mejora de calles, alcantarillado o actividades sociales, y por qué, en lugar de destinar los ingresos a esas partidas, se acumulan injustificadamente en la tesorería del Ayuntamiento y se amortiza deuda anticipadamente de manera innecesaria.

A juicio del portavoz de USP, Raúl González, es imprescindible corregir las previsiones del presupuesto de ingresos, que son manifiestamente insuficientes respecto  a las que se deducen de los datos de la liquidación del año 2015 y del avance de la liquidación del ejercicio 2016. Así se evitaría la aplicación del artículo 12.5 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que obliga a la amortización anticipada de deuda con los ingresos realizados por encima de los previstos en el presupuesto.

González señala que otra prueba de la deficiente gestión presupuestaria de Coalición Canaria es el incumplimiento injustificado del objetivo del periodo medio de pago a proveedores, situado en 30 días, a pesar de contar con una tesorería saneada. Al cerrar el año 2015, el periodo medio de pago a proveedores del Ayuntamiento de La Orotava ascendió a los 49,94 días, con el consiguiente perjuicio para los acreedores.

USP rechaza las cuentas presentadas por CC por su carácter marcadamente conservador y su falta de sensibilidad social. Para Raúl González, la “gran diferencia” de su grupo respecto a Coalición Canaria es que “empezaría el presupuesto estableciendo la cuantía necesaria en materia de  servicios sociales y empleo y, a partir de ahí, repartiría el resto, justo al contrario de lo que hace el actual gobierno municipal”. A su juicio, la piedra angular en materia presupuestaria debe ser “determinar cuánto es necesario para atender las necesidades y demandas de las familias con menos recursos”.

La alternativa presupuestaria de Unid@s Sí Podemos se basa, según detalla González, en siete criterios: dar prioridad a la creación de unos servicios sociales de calidad, favorecer la igualdad de derechos y oportunidades, apostar realmente por los barrios, establecer estrategias de desarrollo endógeno y generador de empleo, defender la gestión pública y no lucrativa frente a las privatizaciones, reducir drásticamente el coste del personal político y facilitar la participación, la transparencia y el control democrático en todas las fases del presupuesto.

El concejal y portavoz de USP denuncia que los gastos en protección y asistencia social bajan un 0,33% en las cuentas 2017 y suponen solo un 11% del presupuesto municipal. A su juicio, esta área de gasto debería alcanzar el 20% a lo largo de este mandato, dado el delicado contexto socioeconómico de La Orotava, con una tasa de paro del 27,3%, más de 8 puntos superior a la media del Estado.

De igual forma, González critica la exigua subida de 62.500 en políticas de igualdad, una cifra que considera totalmente insuficiente para ejecutar el nuevo Plan Municipal de Igualdad entre Hombres y Mujeres, y la pasividad en políticas de vivienda, con una dotación de solo 30.000 euros. En este sentido, recuerda que el Pleno municipal ha aprobado a lo largo del último año diferentes mociones sobre igualdad y vivienda que, a la vista del presupuesto, CC no tiene ninguna intención de cumplir.

En cuanto a la situación de los barrios, USP sostiene que se hace muy poco para realizar las obras necesarias, vistas las numerosas carencias, y lamenta que se destinen más recursos para inversiones en el centro. La formación reclama que se incremente en 250.000 euros el presupuesto para el plan de barrios, cantidad que se detraería de fiestas, gasto energético (a través de medidas de ahorro) y de comunicaciones, y de la disminución del coste político del Ayuntamiento. En este último aspecto, González propone una disminución del 25% en las retribuciones de alcalde y concejales, lo que supondría un ahorro de 100.000 euros anuales. Del mismo, modo plantea la reducción a tres personas del personal de confianza y que el resto de funciones las ejerza el personal funcionario.

En general, Unid@s Sí Podemos ve necesaria una decidida contención del gasto corriente del Ayuntamiento para destinar más recursos a políticas de acción social, de promoción del empleo y de apoyo a la economía productiva (agricultura, ganadería, turismo…).