El nuevo reglamento de servicios del Teide puede agravar los problemas de masificación

Unid@s Sí Podemos (USP) considera que el reglamento de servicios del Parque Nacional del Teide que está impulsando el Cabildo de Tenerife puede profundizar los principales problemas de los que adolece el espacio, derivados del excesivo número de visitantes que recibe y de la forma en que estos acceden, mayoritariamente en vehículos privados. El reglamento aprobado inicialmente por la corporación insular no tiene en cuenta que la finalidad fundamental de la gestión de los parques nacionales y de los bienes declarados Patrimonio Mundial la conservación y protección de sus valores naturales y culturales, y no su explotación económica. Por este motivo, entre otros, hemos presentado esta semana alegaciones al documento.

El portavoz de USP, Raúl González, sostiene que todas las decisiones que se adopten respecto al Parque deben estar supeditadas al control de la actual masificación. En este sentido, advierte de que el cobro por determinados servicios no es en sí mismo un mecanismo regulador de la capacidad de carga del espacio, por lo que hacen falta medidas específicas de restricción de acceso a las zonas más degradadas, especialmente al pico el Teide, limitando la entrada al número de visitantes que puedan soportar sin sufrir impacto. Asimismo, señala, es necesario actuar, con medidas más disuasorias que recaudatorias, contra las actividades perniciosas que generan contaminación acústica, lumínica y residuos en el interior del Parque.

Para Unid@s Sí Podemos, la habilitación de aparcamientos debe estar condicionada a la mejora del transporte público colectivo hasta el Parque Nacional y también dentro de él. Asimismo, la formación aboga por limitar las rutas guiadas en vehículo a las carreteras TF-21, TF-24 y TF-38 y establecer que el acceso a senderos y pistas se haga siempre a pie, excepto en el caso de grupos de personas con movilidad reducida.

González destaca que otro aspecto que preocupa especialmente a USP es el de garantizar que la gestión del Parque Nacional del Teide sea 100% pública, lo que pasa, entre otras cosas, por aumentar la plantilla de personal público, evitar la encomienda de trabajos y funciones propias de personal funcionario y de agentes forestales a personal privado, y determinar que la gestión de los servicios incluidos en el reglamento dependa del propio Cabildo de Tenerife y no se externalicen, ni siquiera a empresas públicas.

Asimismo, denuncia que en el reglamento aprobado inicialmente no vienen bien establecidos qué servicios va a prestar el personal del Parque y cuáles la empresa pública a la que se prevé encargar los servicios de pago. Además, no se explicitan las tarifas de esos servicios complementarios y ni siquiera aparece referencia alguna a los anunciados descuentos a residentes. Los precios de los servicios de pago los debe establecer el Cabildo, no la empresa que los gestione, y debe reflejarse explícitamente tanto la discriminación positiva a la población local como la gratuidad para escolares, mayores, personas con movilidad reducida y colectivos en riesgo de exclusión social. De igual forma, la información e interpretación de los recursos del Parque Nacional han de considerarse un servicio básico, por lo que el acceso a los centros de visitantes ha de ser gratuito.

Hay que recordar que la mayor parte del Nacional del Teide (más de un 70%) pertenece al municipio de La Orotava, por lo que el Ayuntamiento debería tener una posición activa en relación a su gestión. En este sentido, lamentamos que el gobierno local encabezado por Francisco Linares se muestre ausente del debate público sobre este asunto, dejando toda la iniciativa al Cabildo de Tenerife.

 

Leave a Reply

¡Sé el primero en comentar!

  Subscribe  
Notificar de