Exigimos soluciones ante los problemas de seguridad vial en la Cruz de los Martillos

Unid@s Sí Podemos (USP) reclama acciones para solucionar los problemas de seguridad vial existentes en el camino de la Cruz de Los Martillos, derivados del considerable aumento del tráfico rodado que se ha producido en los últimos años en la zona, de la excesiva velocidad a la que descienden los vehículos y de diversas carencias en la propia vía. Por ello, defenderemos una moción con este fin en la sesión plenaria que el Ayuntamiento de La Orotava celebrará el próximo martes, día 31 de julio.

 

Cruz Martillos – La maleza impide arrimarse a los muros y vallas que delimitan el camino

El portavoz de USP, Raúl González, recuerda que, desde la que se produjo la ampliación de la TF-5 hasta Los Realejos, la instalación de grandes superficies comerciales en el Polígono de San Jerónimo y la apertura de la vía que enlaza la Cruz del Teide con la carretera de La Luz a través de la urbanización Lercaro, se ha incrementado de manera desmesurada el tráfico de vehículos en la Cruz de Los Martillos, un camino vecinal que de ninguna forma reúne condiciones para servir de de conexión con una autopista ni con grandes centros de compras y de ocio. Por él pasan constantemente vehículos procedentes del casco, de la zona de San Miguel-Las Candias y de barrios tan populosos como La Perdoma o San Antonio, así como un gran número de viandantes que acceden a través de esta vía a las grandes superficies comerciales de Las Arenas.

 

Sin embargo, señala, este enorme aumento del tránsito de coches y peatones, agravado por la excesiva velocidad que alcanzan los vehículos al tratarse de una vía de sentido único y descendente, no se ha visto acompañado de medidas que incrementen la seguridad vial en la zona por parte del gobierno municipal de Coalición Canaria. Andar por el camino la Cruz de Los Martillos supone todo un riesgo, pues carece de aceras en la mayor parte de su recorrido, y las que existen –de autoconstrución– son muy estrechas y no están acondicionadas para el tránsito de peatones. Además, se da la circunstancia de que aquellos tramos desprovistos de estas miniaceras, se encuentran, por falta del pertinente mantenimiento, llenos de maleza, lo que impide arrimarse a los muros o a las vallas que delimitan el camino.

 

Cruz de Los Martillos – La maleza impide arrimarse a los muros y vallas que delimitan el camino

A todos estos condicionantes hay que añadir el insuficiente alumbrado público, sobre todo en aquellos tramos desprovistos de viviendas, un problema que no es menor, especialmente si se aborda el problema de la seguridad con un enfoque de género.

Asimismo, González pone el acento en dos puntos concretos del camino. El primero es el acceso por La Playita, donde la mayor parte de los vehículos que provienen de El Mayorazgo se cierran excesivamente al girar a la derecha y ponen en peligro la integridad física de los peatones que, procedentes de la Cruz de los Martillos, se incorporan a la carretera de La Luz. El problema estriba en que no existe visibilidad entre conductores y viandantes, como ya hemos denunciado en la Comisión Informativa de Ordenación del Territorio.

El segundo punto conflictivo es la salida de vehículos desde los aparcamientos de la parte superior de Pueblo Chico hacia el camino. El problema en este caso es también la escasa visibilidad con que cuentan los conductores que se incorporan a la vía, a lo que hay que sumar la elevada velocidad de los vehículos que vienen de arriba, que les impide respetar con garantías la señal de ceda el paso.

 

Cruz de Los Martillos – En la salida de los aparcamientos no hay visibilidad

 

Debido a estas circunstancias, el malestar de los vecinos y las vecinas de la Cruz de Los Martillos ha ido aumentando en los últimos años, incrementando la percepción de que el Ayuntamiento ha sumido al barrio en el abandono.

Entradas relacionadas

Leave a Reply

Please Login to comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Notificar de