Como dejo el Ayuntamiento… (por José Antonio Lima)

Por su interés, reproducimos las palabras de nuestro compañero José Antonio Lima en su despedida como concejal del Ayuntamiento de La Orotava:

«Después de dos años de mandato –y siguiendo los dictados de los documentos internos de USP y de nuestra propia Asamblea–, ha llegado el momento de ceder el lugar que ocupo en esta Corporación a otra compañera. Se trata simplemente de aplicar la rotación de cargos, una práctica que ya en varias ocasiones hemos aplicado desde las organizaciones de izquierda en este Ayuntamiento y que evidencia otra forma de hacer uso de la representación popular, esto es, viéndola como un servicio público y no como un empleo, como una actividad que va más allá del mero compromiso individual para reforzar al grupo, al colectivo de personas que integramos USP, siempre desde el asamblearismo y la horizontalidad en el trabajo diario y en la toma de decisiones.

Asimismo, esta rotación de cargos, la incorporación de una nueva compañera en la Corporación se presenta como una oportunidad para que ella también pueda aportar su granito de arena en la construcción de una nueva sociedad, de una sociedad mejor, de una Orotava mejor. Ya lo decía el día de la toma de posesión, cuando prometía luchar por una sociedad más justa y con amplias libertades y derechos. Eso ha sido lo que ha ido guiando mi trabajo a lo largo de estos casi doce años representando a la gente de La Orotava en esta Corporación, a un grupo importante de personas que, como yo, creíamos que había y que hay que cambiar el mundo en que vivimos, porque es tremendamente injusto y la riqueza que atesora está muy mal repartida.

Durante estos años, como es natural, ha habido de todo: momentos en que el sentido común ha primado y el consenso ha sido la tónica dominante, porque en política todo es posible cuando se trata de llegar a acuerdos sobre los derechos básicos de la ciudadanía; y también, claro, momentos en que ha sido imposible llegar a acuerdos, debatiendo expedientes donde afloran las diferencias, pero siempre defendiendo las ideas propias desde la coherencia política y sin dejar de pensar, en ningún momento, en la ciudadanía que uno representa y en la salvaguarda del interés público.

Pero todo ello, todas estas experiencias me han servido para ir amasando un pensamiento político bien definido y coherente con la idea que uno tiene de cómo tiene que ser la política. De esta manera, ha resultado muy enriquecedor el haber formado parte de esta Corporación Municipal, una experiencia por la que deberían pasar muchas vecinas y vecinos para que se hagan una idea más real de cómo funciona un Ayuntamiento.

Para finalizar, quisiera dar las gracias a todas mis compañeras y compañeros de Corporación –en especial, claro, a los que me han acompañado en el Grupo Municipal de Unid@s Sí Podemos–, y en general a todas las personas empleadas públicas de esta institución por el trabajo que han venido realizando para que siga funcionando el Ayuntamiento y en pro de este municipio. En cuanto a USP, creo que hemos sabido conjugar perfectamente nuestra experiencia política en la institución municipal –la del compañero Fran Baute y la mía propia– con la dedicación y el gran trabajo realizado por el compañero Raúl González, al que agradezco expresamente la labor desarrollada en la portavocía del grupo.

Gracias y hasta pronto».